Platos de ducha en porcelana

PLATO PORCELANA 2

Duraderos: con un mínimo de cuidados se mantienen en perfecto estado durante muchos años, al igual que los sanitarios.

Fáciles de limpiar: la ventaja de la porcelana es que no tiene absorción, son lisos y se limpian muy rápida y cómodamente, que siempre es una ventaja si disponemos de poco tiempo para dedicarle a limpieza de nuestro baño.

De igual diseño que el resto de sanitarios: si nos gusta mantener una estética igual que todos los sanitarios de nuestro baño, podemos comprar un plato de ducha a juego con el resto de sanitarios de porcelana, ya que a todo el mundo no le gusta tener un ambiente diferenciado entre plato de ducha y el resto de cuarto de aseo.