FILTROS Y DESINFECCIÓN

PISCINT1

FILTRO Y REGULACIÓN, INDISPENSABLES.

FILTROS:  Todas las piscinas tienen un sistema de filtración para mantener el agua limpia, libre de algas y bacterias. Los dos componentes más importantes de la depuradora son el filtro y la bomba.

El agua pasa a un tanque o depósito que contiene un material especial filtrante (arena de sílex o vidrio ecofiltrante), el cual efectúa el tratamiento físico (filtración) del agua. La mayoría de las impurezas contenidas en el agua son retenidas en lo que denominamos lecho filtrante. El difusor, ubicado en el interior de este tanque (filtro), ayuda a eliminar las burbujas de aire y así devolvemos el agua limpia a la piscina, completando un ciclo. Un ciclo es el paso de toda la cantidad de agua de la piscina a través del filtro.

REGULADOR AUTOMÁTICO DEL PH:  El porqué de utilizar un regulador automático de PH está basado fundamentalmente en la comodidad, evitándonos el habitual control manual que se suele hacer en las piscinas privadas. Dejamos que un equipo se encargue de dicha regulación de forma automática, pudiéndonos centrar en el pleno disfrute de la piscina y no en su mantenimiento.

CLORADORES SALINOS: La electrólisis salina es un sistema de tratamiento y conservación del agua de las piscinas. Las grandes ventajas que comporta en todos los sentidos la instalación de este sistema en comparación con el cloro tradicional, lo han convertido en la solución ideal para la desinfección del agua de las piscinas, públicas y privadas.

Para la salud: evita los trastornos oculares y dermatológicos a la par que permite una doble desinfección. El agua salina inhibe la formación de bacterias y algas, actuando sobre la piel del bañista como un suave antiséptico natural. Su baja concentración salina, similar a la del cuerpo humano e inferior a la lágrima del ojo, evita los trastornos oculares y dermatológicos producidos por el sistema tradicional.

El tratamiento químico del agua consiste en aplicar los productos necesarios que garanticen la conservación, higiene y transparencia perfecta del agua.  Los más comunes son:

  • Ajustar el pH del agua.
  • Analizar y ajustar el cloro.
  • Clarificar el agua con floculantes.
  • Aplicación de alguicida, como prevención de algas.

Nuestras marcas más representativas